Medicamentos y conducción, compatibles o enemigos

Medicamentos y Conducción de vehículos. ¿Cuáles son los medicamentos prohibidos para conducir en españa? ¿Todos los medicamentos afectan a la conducción? ¿Se puede conducir tomando ansioliticos y antidepresivos?

Según datos obtenidos de recientes estudios, existe un porcentaje muy alto de accidentes de tráfico que podrían haberse evitado si el conductor fuese consciente de como influye el tratamiento que toma en sus habilidades motoras y sensoriales.

¿Cómo afectan los distintos fármacos a la capacidad de conducción? ¿Cuáles son los medicamentos que más merman nuestros reflejos y por tanto disminuyen la agilidad y atención? ¿Pueden de alguna forma los colectivos sanitarios ayudar a evitar dichos accidentes?
Analicemos todas estas cuestiones…

¿Cómo afectan los distintos fármacos a la capacidad de conducción?

Seguramente la mayor parte de la población es consciente de que existe un cierto grupo de medicamentos que si se toman tanto de forma habitual como esporádica, pueden comprometer nuestras capacidades motoras y sensoriales, por lo tanto también afectarán a nuestro nivel de atención a la hora de conducir. Sin embargo y según las encuestas, los tipos de tratamientos y patologías que se asocian a esta reducción de habilidades, son los relacionados con los cuadros depresivos, ansiosos o enfermedades sobre el sistema nervioso central, como el Parkinson o el Alzheimer.
Aunque efectivamente esto es así, existen otros muchos medicamentos y patologías que sorprendentemente, pueden alterar gran parte de nuestros sentidos como podría ser el caso de ciertos analgésicos contra el dolor, antihistamínicos para procesos alérgicos o antiinflamatorios en el caso de traumatismos.

¿Cuáles son los síntomas más comunes a los que debemos de estar atentos cuando comenzamos un tratamiento?

  • Somnolencia
  • Dificultad para concentrarse
  • Visión doble y/o borrosa
  • Sensación de vértigos y mareos
  • Falta de coordinación
  • Disminución de reflejos
  • Desvanecimientos

Medicamentos y Patologías más influyentes en las capacidades de conducción

Comencemos por las patologías:

  • Apnea del Sueño: suele producir somnolencia diurna, cansancio y déficit de atención. Se aconseja consultar al médico y evitar el consumo de alcohol y sedantes. No es incompatible con la conducción siempre y cuando se siga el tratamiento indicado condal sintomatología controlada.
  • Diabetes: Puede producir nerviosismo, confusión o alteraciones en la visión. Se aconseja a los pacientes, que controlen su glucemia antes de realizar un viaje en coche y leven siempre consigo alimentos ricos en hidratos de carbono.
  • Epilepsia: Produce pérdida de conciencia, movimientos involuntarios y desorientación. No se aconseja conducir hasta que la enfermedad esté controlada y se haya pasado un periodo razonable sin crisis.
  • Parkinson: afecta a la rigidez articular y produce temblores involuntarios. Los efectos secundarios de la medicación incluyen somnolencia y disminución de capacidades motoras. En el caso de tener controlada la enfermedad, se aconseja conducir siempre acompañado y no por largos trayectos.
  • Gripes, resfriados y alergias: Aunque parezca mentira, este tipo de cuadros también son peligrosos a la hora de conducir ya que suelen cursar con fiebre, dolores de cabeza. lagrimeos, estornudos y por lo general se tratan con analgésicos, antihistamínicos y antigripales que no están libres de efectos secundarios como somnolencia y reducción de la capacidad de atención.
  • Alteraciones de la visión: después de cirugías como cataratas o miopía se prohibe la conducción hasta al menos un mes después de la intervención y tres meses en el caso de conductores profesionales.

Estas son solo algunas de las patologías más comunes que deben de tenerse muy en cuenta a la hora de subirse a un coche.

Veamos ahora los medicamentos que mas influyen en nuestras capacidades:

  • Ansiolíticos e Hipnóticos: Concretamente las benzodiacepinas están consideradas como el medicamento que más altera con diferencia nuestra capacidad de conducción ya que provocan sueño y cambios en la coordinación.
  • Analgésicos: pueden producir sueño, mareos y euforia
  • Antidepresivos: Sueño, mareos, visión borrosa, fatiga
  • Psicoestimulantes: euforia y temblores
  • Antitusígenos: sueño
  • Antihistamínicos: concretamente los de primera generación pueden producir sueño, visión borrosa, mareos.
  • Vasodilatadores: mareo e hipotensión

Ante estos síntomas debemos decir que cada persona es un mundo y los efectos secundarios que sufre un individuo no tienen porqué repetirse en otro con el mismo tratamiento, por ello es fundamental consultar al médico para que pueda ajustar la dosis a cada caso particular.

¿Cuál es el papel de los profesionales sanitarios?

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Toronto, los consejos y advertencias que el personal sanitario puedan dar a los pacientes, juegan un aspecto fundamental a la hora de reducir los accidentes de tráfico. Y es que este estudio afirma que, si los pacientes son debidamente informados acerca de su enfermedad y los posibles efectos del tratamiento que siguen, se puede reducir en un 45% la tasa anual de accidentes por cada 1000 pacientes. Dato más que considerable.

Para que esto sea posible, es necesario una buena comunicación entre el médico y el paciente, por ello los sanitarios piden que todo el mundo colabore y que cuando vayamos a sus consultas preguntemos sin miedo cualquier tipo de duda.

Pictograma de aviso en el fármaco, nueva clave de prevención

Pictograma medicamento conducción Pictograma medicamento conducción
Por lo general los prospectos de estos medicamentosa advierten de su incompatibilidad con la capacidad de conducción, pero debido a que suelen ser largos y densos y casi nadie consigue leerlos de principio a fin, se ha acordado introducir una imagen en forma de pictograma de precaución con un coche en su interior. De esta forma de un solo vistazo podremos saber si nuestro medicamento afecta o no a nuestra capacidad de atención al volante.

Por otra parte desde las farmacias, se introducirá en el programa informático este pictograma, para que cuando el sanitario vaya a cobrar o consultar el precio del medicamento, le aparezca reflejado en la pantalla con el fin de alertar al consumidor final.

Todas las medidas son pocas para evitar accidentes en las carreteras provocados por medicamentos y si bien aún nos queda mucho camino por recorrer en materia de prevención, es cierto que este nuevo paquete de medidas puede ayudar y mucho a reducir su número.

Principio activo de medicamentos y cómo afectan a la conducción
Principio Activo Afectan a la capacidad para conducir con seguridad Conduccción y uso de máquinas
Omeprazol NO
Paracetamol NO
Simvastanina NO
Ácido acetilsalicílico NO
Atorvastanina NO
Metamizol sódico SI Se usa normalmente como analgésico. Pese a que no son de esperar efectos adversos sobre la capacidad de concentración y reacción, a las dósis más altas, dentro de las recomendadas, debe tenerse en cuenta que estas capacidades pueden verse afectadas y se debe evitar utilizar máquinas, conducir vehículos u otras actividades peligrosas especialmente cuando se ha consumido alcohol.
Ibuprofeno NO
Lorazepam SI Se usa para la ansiedad e insomnio. Puede alterar su capacidad para conducir maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir tu atención o tu capacidad de reacción. Estos efectos es más provable que aparezcan al principio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis. NO conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos.
Metformina SI
Enalapril NO
Tramadol SI Es un analgésico POTENTE. Pregunta a tu médico si puedes conducir o usar máquinas durante el tratamiento. Es importante que antes de conducir o utilizar máquinas, observes como te afecta este medicamento. No conduzcas ni utilices máquinas si sientes sueño, mareo, visión borrosa o ves doble o tienes dificultad para concentrarte. Ten especial cuidado el empezar el tratamiento, tras un aumento de la dosis, un cambio de formulación, y/o al administrarlo junto con otros medicamentos.
Alprazolam SI Se usa para el tratamiento de la ansiedad. Puede alterar tu capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir tu atención o la capacidad de reacción. No conduzcas ni uses máquinas si tienes alguno de estos efectos. No consumas alcohol.
Furosemida NO
Lormetazapam SI
Amoxicilina e inhibidores de la beta-lactamasa NO
Fuente: Informe anual del Sistema Nacional de Salud 2015

El comentario se publicará pero no tendrá respuesta por parte de un experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *